Números de emergencia



17

FEB

2017
4 CONFESIONES SOBRE PERRO DE FUEGO A 40 AÑOS DE SU PUBLICACIÓN
El periodista y escritor colimense Roberto F. Levy dio a conocer cuatro confesiones sobre su libro Perro de Fuego, a 40 años de su publicación, y explicó que la presentación de la tercera edición de esta publicación tendrá lugar este jueves a las 8 de la noche en el Museo Regional de Historia, y contará con la presencia del director del ballet folklórico de la Universidad de Colima, Rafael Zamarripa, y el editor del libro, Salvador Silva.
En entrevista con Ángel Guardián, explicó que Perro de Fuego nació de la intención de hacer leyendas a partir de ciertos elementos típicos colimenses, y aunque en su obra se mencionan y respetan algunos elementos históricos, personajes como El guardián de La Salada, El Caguamero y Clarión, forman parte del imaginario del escritor.
Yo quise hacer leyenda de ciertas cosas, por ejemplo, en La Salada había muchos accidentes porque había un señor que estaba vengando la muerte de su familia. Por otro lado los ciclones (?) el dios Neptuno del mar castigaba a un pescador que le rechazó el amor a una sirena, los ovnis que se veían provenían de las Islas Revillagigedo (?) Las erupciones del volcán eran un castigo del dios del fuego porque estaban saqueando las piezas prehispánicas, añadió.
A continuación te presentamos lo que nos contó:
1. ¿Por qué la escribió?
Escribió la novela porque no quería regresar a Colima con las manos vacías después de más de 20 años estudiando y trabajando fuera del estado, y aunque catalogaba su obra como novela histórica, los expertos argumentan que en realidad se trata de una historia novelada.
Don Roberto F. Levy explicó que por aquellos días, mientras escribía el libro, trabajaba como estratega de publicidad en la Ciudad de México, pero eventualmente se abría espacios para entrarle de lleno a la redacción.
Cuando redacté estuve 15 días sin parar recluido en el Tepozteco, ahí tuve algunos acercamientos del cuarto tipo, me llevó mil 500 horas de trabajo efectivas. Esa primera edición fue de 2 mil ejemplares y se acabaron en un mes, detalló.
2. De colimense a colimense
Poco después de que se estrenara el cuadro Perro de Fuego, en una de las presentaciones del Ballet Folklórico de la Universidad de Colima, en agosto de 1983, el entonces presidente de la República, el colimense Miguel de la Madrid Hurtado, asistió a una función.
Don Roberto explicó que cuando inició el número nadie le dio los créditos, por lo que se levantó de su asiento y fue a buscar a Fernando Moreno Peña, quien era entonces secretario de esta casa de estudios, y le explicó que había recibido instrucciones del Estado Mayor Presidencial, pero que cuando el evento concluyera, lo mencionaría como autor, sin embargo, no ocurrió así.
Al terminar me puse a la salida, venía el presidente con Griselda Álvarez como gobernadora y Humberto Silva como rector de la Universidad de Colima. Me le puse en frente y me agarraron unos guardias, pero me les solté (?) le dije, señor presidente, soy el autor del libro en que se basó la obra. Me dijo, ?cómo no, yo lo leí y me gustó mucho el libro, lo leí no solo con interés, sino con gusto, por la manera en que trata usted la historia. Le dije, ?no me dieron crédito los de la Universidad de Colima desafortunadamente'.
3. Por mochos no llegó al cine
En relación con el anterior acontecimiento, el también ingeniero por la UNAM mencionó que justo 15 días después lo llamaron del Instituto Mexicano de Cinematografía para decirle que dentro de unos meses tendría lugar un concurso de guiones para hacer una película, y por instrucción presidencial Perro de Fuego había sido seleccionado para ganar uno de los dos premios.
Me dijeron que necesitaban que los apoyara para la creación del guión, pero la condición era que le quitara las escenas eróticas. Les dije que lo revisaría, pero no, no hubo película, ya iban a salir con mochadas (?) hubiera sido un churro. Se necesitan muchos millones de dólares para hacerlo bien.
4. Introducción secreta
Para esta tercera edición, su intención original era hacer un cuento, dividirlo en diez capítulos e ilustrar cada uno de éstos, e incluso pasó de 10 a 15 años trabajando en ese proyecto, pero nunca lo pudo terminar.
Añadió que decidió reeditar la obra porque considera que las nuevas generaciones de colimenses no conocen el libro, y si han escuchado de Perro de Fuego alguna vez, es por el cuadro del ballet universitario, pero desconocen que existe la publicación.
Cabe destacar que esta nueva edición incluye una introducción inédita, escrita hace 40 años, misma que se quedó en secreto con el autor.
Tiene una introducción inédita escrita hace 40 años, no la incluí porque ya tenía un prólogo entonces, se quedó en secreto conmigo. Es un secreto porque muchos no lo van a creer, se llama ¿por qué escribí Perro de Fuego?, ahí se explica, afirmó.

 

-1.